Reseñas

El nuevo lugar de los de la marisquería Marlindo se enfoca en cecina. Pero no te preocupes por extrañar el ceviche, pues aquí podrás probar uno de cecina, con limón, pepino, aguacate, jitomate y cebolla.

Lo mejor es subir a la terraza y disfrutar del calor con una Caminero, una excelente y bastante peculiar cerveza mezclada con mezcal. El primer gusto es el de una pale ale ordinaria, pero al fi nal te deja ese sabor ahumadito que tienen los buenos mezcales.

Su cecina es perfecta en filete o en tacos; la crema –que al igual que la cecina, es traída de Yecapixtla— es brutal y la salsa pasilla, gloriosa. La carne viene con nopales, frijoles y un poco de crema.

Los jueves son de volados, si ganas no pagas. Los viernes hay una banda de blues, pero no es necesaria, tienen un playlist increíble. Sara Tedeschi, Ian Moore e Indigenous ponen el ambiente perfecto y relajado para ver cómo cae la tarde.

★ ★ ★ ★ 

TIME OUT